Buenos propósitos de año nuevo; los siete mandamientos.

Camaleo / Planificación  / Buenos propósitos de año nuevo; los siete mandamientos.
New Year Resolution non profit

Aaah, el principio de año… Ese maravilloso periodo en el que realmente creemos que esta vez todo cambiará a mejor, y en el que creamos listas que asemejan las resoluciones de Naciones Unidas… Resoluciones que desaparecerán tan rápido como las burbujas del cava de nochevieja. Pero este año estamos tan de buen humor que hemos decidido ofreceros una lista de buenos propósitos realistas. Y recuerda; no somos infalibles, siempre hay margen para el error, lo más importante es ir pasito a pasito. Los grandes cambios siempre vienen precedidos de pequeños pasos.

1. Aprende a tomártelo con calma.

¿Eres cirujano de guerra? Si la respuesta es no por favor, intenta introducir en tu vida profesional un sentido de la proporcionalidad… Ya sabemos que la fecha de entrega de un informe no suele ser negociable, y que los documentos se comienzan a acumular en tu mesa pero… ¿Realmente necesitas terminar HOY esa estrategia para la distribución de los flyers de la organización? ¿De verdad?

2. Cógele el gusto a delegar.

¿Ordenar los archivos antiguos es el mejor uso que le puedes dar a tu valioso tiempo? ¿O revisar hasta la última coma de un informe que te han enviado antes de entregar al financiador? Seguro que hay gente a tu alrededor que puede echarte una mano con estas tareas…. El voluntariado es algo fundamental. Apoyate en él. Dales cancha. Delega… Pero ¡ojo! Recuerda esta regla de oro; delega también (y sobre todo) las tareas interesantes… Sí, sabemos que es duro pero oye, funciona.

3. Reduce el «multitasking»

¿Eres capaz de responder a un e-mail súper importante mientras te peleas con un proveedor en el teléfono y finalizas un documento clave? Genial. Pero si en el fondo eres como el resto de los mortales hacer varias cosas a la vez es una infinita fuente de desastres… Y nunca sabes cuándo pasará uno…

4. Disfruta de tus pausas.

Descansa por favor. No aproveches para adelantar cosas pendientes y desde luego no te pases todo el tiempo pendiente del móvil o del correo. Da igual lo que hagas pero disfruta y desconecta. Apaga el teléfono y programa una respuesta automática para tu e-mail. Además de volver renovado descurirás que nadie es irremplazable. Ni siquiera tú. Una gran lección de humildad y un pasito más hacia la felicidad.

5.Priorizar… Qué bonita palabra.

Si la última vez que actualizaste el contenido de la web fue a finales de los 90 (o si tienes una sección de noticias en la que la más reciente es de hace seis meses…), este punto tiene obligatoriamente que escalar puestos en tu lista de prioridades. Recuerda que no es lo mismo lo importante que lo urgente y que hacer listas y planificar de jugar con ambos conceptos… No dejes que lo urgente acabe devorando a lo importante… Y recuerda que en la lista de cosas importantes puede haber puntos no directamente relacionados con tu trabajo como el cumpleaños de un amigo o una llamada pendiente que nunca encuentras tiempo de hacer.

6. Mira las cosas con un poquito de perspectiva.

Y por último pero no por eso lo menos importante… Recuerda por qué elegiste este trabajo. Recuerda cada pequeño logro, cada cambio. Intenta mirarlo todo en perspectiva y recuerda que no necesitas hacer cosas increíbles para cambiar el mundo como recaudar millones de euros en una cena (estaría bien ¿no?)… No olvidemos el valor de las pequeñas cosas.

Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo. E.Galeano.

7. ¡ No te olvides de seguirnos! 😉

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies